Skip to content

Vasectomía

La permanencia relativa de la esterilización quirúrgica hace que mucha gente recapacite antes de tomar este paso tan serio. El temor a las enfermedades o a la muerte por causa de la Píldora o al DIU y sus efectos abortivos, los embarazos no planificados como resultado de métodos de barrera menos efectivos, y algunas veces la dificultad de manejar el auto control sexual hacen que muchas parejas recurran a la esterilización quirúrgica a causa de su desesperación.

Muchas de estas parejas más tarde consideran que este paso fue drástico, especialmente luego de enterarse sobre el método moderno y efectivo de planificación natural de la familia, conocido como el Método Sintotérmico.

¿Qué es la vasectomía?

La vasectomía es una operación quirúrgica que se realiza para esterilizar sexualmente al hombre. En una vasectomía, el doctor corta una porción de ambos ductos (coductos deferentes) por donde pasa el semen proveniente de los testículos; luego amarra o coagula las extremidades y sutura el corte hecho al escroto. Usualmente se realiza bajo anestesia, pero la operación transcurre relativamente sin dolor, aunque a veces es común la hinchazón y sensitividad en el área durante el corto período de recuperación.

¿Es la vasectomía 100% efectiva?

No. Las únicas cirugías de esterilización 100% efectivas son la castración del hombre (remoción de ambos testículos) y la castración femenina (remoción de ambos ovarios); estas cirugías no se realizan expresamente para el control de la natalidad.

La vasectomía tiene un índice de fracaso de .1% (un décimo de un por ciento).¹ La recanalización, cuando se vuelve a unir un conducto deferente a través de los procesos de sanación interna, ocurre una en mil casos y a veces el urólogo no logra captar la rara presencia de un tercer conducto deferente. Ambas situaciones pueden concluir en un embarazo sorpresa.2

¿Cuáles son los riesgos a la salud
por la vasectomía?

Aunque no ha salido el veredicto final sobre los riesgos a la salud por la vasectomía, se sospecha que los efectos a largo plazo en el sistema inmunológico del hombre pueden representar problemas graves a la salud. En la comunidad médica hay un aumento en las críticas en torno a la manera [poco crítica] que la vasectomía ha sido declarada como médicamente segura. Entre el 10 y 15 por ciento de los hombres adultos en los E.U.A. se han realizado vasectomías,3 y sin embargo, de acuerdo al comentario escrito del doctor H.J. Roberts, “no conozco ninguna cirugía en seres humanos que induzca reacciones en el sistema inmunológico a tal grado”.4

¿Qué le ocurre al semen?

Después de la vasectomía, la producción de semen continúa igual que antes, alrededor de 50,000 espermatozoides por minuto.5 Por falta de un pasaje anatómico normal, estas células son consumidas por células destructoras (macrófagos) o se degeneran y producen antígenos que producen anticuerpos.6

Se han identificado al menos ocho antígenos espermáticos. Con frecuencia estos entran al flujo sanguíneo e inducen a otras células a través del cuerpo a producir anticuerpos en contra del semen. Éstas son conocidas como los “auto-anticuerpos antiespermatozoides”.

¿Qué es la autoinmunización?

Los anticuerpos son la forma de inmunizarnos para resistir enfermedades específicas de nuestro medio ambiente. Los antígenos son el mecanismo de reacción que el cuerpo necesita para producir los anticuerpos adecuados para su defensa. Un ejemplo de este efecto es la reacción alérgica que se suscita cuando el cuerpo está levemente sensitivo a cierta célula de un alimento.

Cuando el cuerpo prepara sus defensas para destruir las células que él mismo ha construido, como sucede luego de una vasectomía, entonces el cuerpo se torna alérgico a sí mismo.

¿Hay alguna relación entre la
autoinmunización y la vasectomía?

Varios estudios realizados en la década de los setenta confirman esta relación. Se descubrió la relación entre los anticuerpos y los antígenos espermáticos de 55 a 75 por ciento en pacientes luego de dos años de haberse realizado la vasectomía.7 En 1982, una investigación señaló, ” … la incidencia de anticuerpos espermáticos después de una vasectomía puede haber sido escasamente detectada.”8 Es tan común ver esta reacción en hombres que han tenido la vasectomía que la ausencia de estos anticuerpos se ha convertido en el indicador del malfuncionamiento de las hormonas.9 Con métodos más avanzados de detección, ha sido posible detectar la reacción de anticuerpos dos semanas después de haberse realizado la vasectomía.10

¿Cuáles son algunas de las enfermedades
de autoinmunidad?

Se sospecha que la autoinmunidad puede causar enfermedades tales como la esclerosis múltiple, diabetes mellitus, artritis reumatoide y algunos tipos de hepatitis, la enfermedad de Addison (malfuncionamiento de las glándulas adrenales) y lupus eritematoso.11

Un estudio sobresaliente realizado por Nancy J. Alexander y Thomas B. Clarkson concluyó que “la reacción inmunológica al antígeno espermático que con frecuencia acompaña la vasectomía puede agravar la arteroesclerosis” (el endurecimiento de las arterias).12 Estudios sucesivos han apoyado estos hallazgos.13

¿Existe riesgo de cáncer?

Al comienzo de la década de los ochenta, el doctor Richard Ablin, un investigador del Instituto Hektoen de Chicago, formuló la hipótesis de que el cáncer de la próstata puede ser causado por el semen no eyaculado. Una década más tarde los epidemiólogos reportaron una “inesperada asociación” entre la vasectomía y el cáncer de la próstata. Otro estudio encontró que el riesgo de cáncer se incrementó entre 3.5 y 5.3 veces;14 un estudio independiente descubrió el riesgo total de 1.7 más veces comenzando 12 años después de la operación de vasectomía e incrementándose 2.2 veces (el doble del riesgo) de 13 a 18 años más tarde.15 Se realizaron dos estudios en hombres que se sometieron a una vasectomía en la Escuela de Medicina de Harvard y publicados en 1993. Se encontró que el riesgo total de cáncer de la próstata aumentó entre 56 a 60 por ciento, incrementándose en un 89% en hombres que se sometieron a una vasectomía hace 20 años o más.16

El cáncer de la próstata es la segunda causa de muerte de cáncer entre los hombres norteamericanos, reclamando 30,000 vidas al año. Aunque estos estudios no probaron ninguna relación concluyente entre la vasectomía y el cáncer de la próstata, la Asociación Americana de Urología, insta a sus paciente a estar informados sobre los riesgos fundamentándose en estos estudios.17

El creciente riesgo del cáncer en los pulmones, el linfoma Non Hodgkin, y el mieloma múltiple fueron observados en hombres, 20 años después que tuvieron la vasectomía.18 El Estudio sobre la Arteria Coronaria, en el cual se examinaron a 1,106 hombres, encontró un riesgo dos veces mayor de piedras en el riñón en pacientes de 30-35 años de edad que se sometieron a una vasectomía.19 Se ha observado también una relación con el cáncer testicular. Un sistema inmunológico saludable es nuestra defensa diaria en contra del cáncer.20 Los autores de los estudios de Harvard formularon su hipótesis: “la reacción inmunológica a los antígenos espermáticos luego de la vasectomía pueden incrementar el crecimiento de un tumor cuando los antígenos espermáticos bloquean los anticuerpos de las células que suprimen el tumor.”21

¿Son las vasectomías reversibles?

Las costosas técnicas de microcirugía revierten la esterilización tanto en hombres como en mujeres. Su éxito práctico varía grandemente. Por ejemplo, un estudio publicado reportó índices de alrededor de 50%;22 informes anecdotales muestran índices de hasta 80%. Aún así, los hombres y las mujeres “deben reflexionar que cualquier tipo de técnica de esterilización es permanente.”23

¿Existen efectos secundarios sicológicos?

Una prueba estandarizada de desórdenes de personalidad reveló que, más de un 40% de un grupo bajo estudio que se había sometido a una vasectomía, experimentaron disturbios de personalidad entre la primera prueba y la última, un año posterior a la operación.24

Un estudio sobre el funcionamiento sicológico, que incluyó a pacientes que se sometieron a una vasectomía y a sus esposas realizado por el doctor Frederick Ziegler, encontró ” sorprendentes cambios adversos y una reducida satisfacción conyugal en el esposo y la esposa a pesar de la satisfacción general hacia el procedimiento en sí.”25

Cuando una persona toma una decisión irrevocable, resulta sicológicamente difícil admitir que ha cometido un error. Esto explica el porqué los pacientes que tienen problemas con la esterilización, responden aún a las encuestas que están “satisfechos” con el procedimiento. “La necesidad de convencerse a sí mismos se sirve de convencer a los demás,” observó un investigador.26 Así mismo, mientras que un 53% de participantes que se sometieron a una vasectomía, en un estudio hecho en la India, sufrieron una reducción en el deseo sexual, el 92% de ellos expresaron estar satisfechos con la operación.27

¿Cuáles son las consecuencias sociales?

Aunque millones de norteamericanos anualmente escogen la esterilización para propósitos del control de la natalidad,28 no hay suficientes estudios sobre las consecuencias de la misma. Se ha insinuado que los hombres que creen estar realmente estériles pueden sentirse más inclinados hacia la infidelidad conyugal. La vasectomía también puede agravar la tendencia en los hombres de edad mediana a descartar a sus esposas por mujeres más jóvenes.29

Los requisitos de edad mínima y consentimiento del cónyuge para la esterilización han sido reducidos en varios estados, lo cual puede causar estrés en el matrimonio, especialmente cuando una pareja reconsidere esta decisión más tarde en su vida conyugal.

Esta decisión, hecha bajo circunstancias de estrés, puede afectar adversamente el matrimonio. Algunas de las cartas más desgarradoras recibidas en la Liga de Pareja a Pareja provienen de parejas que sienten una profunda amargura y tristeza por la operación de esterilización.

Otra consecuencia social perturbadora, proviene de la naturaleza misma de la esterilización sexual: la aceptación de la idea de que una parte esencial del cuerpo puede desconectarse como una máquina. Esto tiene implicaciones graves. Los gatos y perros son esterilizados para la conveniencia de sus amos – ¿quiénes son los amos del orden social humano?

¿Puede la esterilización “voluntaria” ser forzada?

Sí. Tal vez el peligro social más grande de la esterilización “voluntaria” es que se encuentra a medio paso de convertirse en esterilización forzada. Si las personas rechazan la realidad de que la esterilización es un mal grave, aceptándolo como un “acto moralmente neutral” , el camino estará allanado para la esterilización obligatoria.30 En cualquier orden funcional, los ciudadanos pueden estar moralmente motivados a hacer ciertas cosas, pero moralmente no pueden ser forzados a ejecutar acciones perniciosas o ser obligados a consentirlas. Por ejemplo, las leyes de tránsito nos obligan a limitar la velocidad de nuestro vehículo pero no existe ningún mal inherente en manejar despacio. Estas leyes legítimas son formas moralmente justificadas de coacción.

No obstante, la esterilización es un ataque a la integridad física del ser humano. Aunque pueda justificarse como castigo por un crimen, la maldad de la esterilización no deberá ser forzada en ninguna persona por causa de ninguna política social. Aquellos que fueron considerados “inservibles” de acuerdo a los estándares de los Nazis perdieron el derecho de reproducirse. Indira Gandhi lanzó una campaña masiva de esterilización compulsoria que le llevó a su derrota electoral. En los Estados Unidos, Margaret Sanger, fundadora de la organización Paternidad Planificada (Planned Parenthood en inglés), abogaba por la esterilización de los pobres,31 y han habido otros intentos de emplear esterilización forzada para el control de la población.32

¿Cuál es la visión de la religión
sobre la esterilización?

Antes del 1930, las iglesias no cristianas aceptaban la esterilización o cualquier forma de contracepción como moralmente aceptable. La Iglesia Católica y algunas de las iglesias protestantes todavía enseñan que la esterilización deliberada es una forma inmoral del control de la natalidad. “Hay que excluir igualmente {como moralmente permisible} como el Magisterio de la iglesia, la esterilización directa, perpetua o temporeral, tanto del hombre como de la mujer” (Humanae Vitae, 14).

¿Existe una alternativa segura y saludable?

Sí. Aún para aquellas parejas que tienen una razón grave para evitar el embarazo, el Método Sintotérmico de la Planificación Natural de la Familia (PNF) ofrece una alternativa realista y moral. Ninguno de los métodos contraceptivos es 100% efectivo (excepto la abstinencia o castración), pero los estudios sobre el Método Sintotérmico, muestran unos índices de efectividad sorprendentemente altos; uno de los estudios sobre un método de temperatura solamente de PNF, mostró índices de embarazo no planificados por debajo de aquellos de la esterilización por vasectomía y ligadura de las trompas.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 25 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: