Saltar al contenido

La Píldora

La controversia ha girado en torno a “la píldora” desde que comenzó a ser mercadeada en los Estados Unidos en 1960. Ha sido estudiada médica, sociológica y moralmente, y aún existe mucha confusión en cuanto a estos potentes esteroides artificiales. Los billones de dólares invertidos en mercadear la píldora y el poder que tiene la industria de los contraceptivos para cabildear con los legisladores y los medios de comunicación, pueden desviar fácilmente de la verdad a la persona promedio. Se han publicado muchas investigaciones; muchos libros han sido escritos y si usamos el sentido común deberíamos estar más cautelosos.

¿Qué es la Píldora Contraceptiva?

La píldora contraceptiva es cualquier droga que utiliza hormonas artificiales que interfieren con la fertilidad normal para evitar que la mujer quede embarazada o se mantenga embarazada.

¿Es la píldora la misma en todas sus formas?

No. Existen varios tipos de píldora en el mercado, pero básicamente se pueden dividir en dos grupos: las píldoras combinadas y la “mini píldora” de progestina.

La píldora combinada contiene dos esteroides artificiales que imitan los efectos de las hormonas que ocurren naturalmente, estrógeno y progesterona. Algunas píldoras actúan en forma “monofásica”, manteniendo la dosis de hormonas en una constante a través del ciclo de la píldora. Otras actúan en forma bifásica o trifásica lo cual altera la dosis de las hormonas artificiales dos o tres veces respectivamente a través del ciclo de las píldoras, tratando de producir fluctuaciones similares a las que la mujer fértil experimentaría naturalmente.

La mini píldora de progestina utiliza solamente una hormona artificial, progestina, que es un esteroide con un efecto de progestacional similar a la progesterona natural.

¿Qué función tiene la Píldora?

La píldora está diseñada para que interfiera con varias de las funciones normales de la fertilidad y hace que la mujer 1) no pueda concebir debido a la esterilidad temporera o a la inmovilidad del espermatozoide, y/o 2) no pueda completar el embarazo (aborto precoz). Este proceso puede ser logrado de varias formas:

Suprimiendo la Ovulación: Cuando la mujer ovula, se liberan hormonas provenientes de la pituitaria, que es una glándula localizada en la parte inferior del cerebro y que estimula a que los ovarios maduren y liberen el óvulo. La píldora combinada usualmente interrumpe la salida de las hormonas de la pituitaria y por consiguiente el ovario no libera el óvulo; de este modo evita que ocurra el embarazo. Sin la existencia del óvulo para la fertilización, la mujer está químicamente estéril. La píldora de progestina, sin embargo, tiene un efecto más débil, ya que por lo general no suprime la ovulación.

Inhibe la Implantación: Otro aspecto importante de la fertilidad es el proceso por el cual la membrana del útero se reabastece y se sostiene. Después que el óvulo ha sido fecundado, normalmente se implanta en la membrana (endometrio), extrayendo sus nutritientes y su sustento. El componente de progestina de la píldora combinada y la mini píldora de progestina hacen que la membrana interior del útero se seque y se afine; de este modo no podrá apoyar la implantación del embrión (el nuevo óvulo fecundado).

Impide la migración del Esperma: Antes de la ovulación, el cuello del útero (cérviz) produce una mucosidad acuosa a través de la cual el esperma viaja para encontrarse con el óvulo. Esta mucosidad también provee los nutrientes necesarios para el sustento de la vida de las células espermatozoidales. La mucosidad se espesa bajo la influencia de la progestina y por consiguiente impide la migración del esperma.

Existen dos factores adicionales en la fertilidad de la mujer que pueden afectarse por la píldora:

Realizando cambios en las Trompas de Falopio: La progestina disminuye la eficiencia con la que las trompas de falopio impulsan los óvulos desde los ovarios hacia el útero. Esto puede causar que el embrión no llegue hasta el útero a tiempo para implantarse con éxito.

Terminación del Embarazo: Luego que el ovario libera el óvulo, el ciclo de la mujer es controlado por una glándula que se forma del saquito que quedó vacío, el corpus luteum; (cuerpo amarillo) normalmente éste funciona lo suficiente como para darle tiempo al embrión a implantarse en el útero y para que la placenta comience a proveer el sustento para el embarazo.

Sin embargo, las hormonas de la píldora pueden hacer que el cuerpo amarillo no actúe adecuadamente permitiendo así que la membrana del útero se degenere antes de que el embrión pueda implantarse.

En resumen, la fertilidad natural de la mujer se nutre de varios sistemas y órganos para poder coordinar ininterrumpidamente. Los químicos sintéticos de cualquiera de las píldoras contraceptivas interfieren con esta coordinación afectando adversamente la fertilidad normal y toda concepción “accidental”.

¿Cuán efectiva es la Píldora?

En teoría, la píldora alcanza una efectividad por encima del 99%, pero en la práctica el por ciento es mucho más bajo. Entre un 1.9% y 18.1% de las mujeres experimentarán un embarazo no planificado durante el primer año en que tomen la píldora.

Los embarazos sorpresa con la píldora se deben a varios factores. La interacción entre la píldora y otros medicamentos interfieren con los niveles de sangre adecuados de las hormonas los cuales son necesarios para el control apropiado de la natalidad. Esta interacción de las drogas puede ser significativa con la comúnmente utilizada píldora de “dosis baja”, con la cual ocurren leves alteraciones en los niveles de la sangre de las hormonas que puede resultar en ovulaciones más frecuentes y por ende, en embarazos no planificados. Otro factor en el índice de embarazos de la píldora no se basa en seguir instrucciones, a veces es por falta de motivación, especialmente entre las mujeres jóvenes (entre las edades de 15 a 24).

¿Siempre suprime la ovulación?

No. La ovulación ocurre entre un 2% y 10% en los ciclos de mujeres que toman la píldora.7,8,9,10,11,12,13 Si 60 millones de mujeres a través del mundo tomaran la píldora de dosis baja, habrían entre 1.2 a 6 millones de ovulaciones por ciclo. Estas ovulaciones ocurren a pesar de haber tomado la píldora (“breakthrough ovulation”) y son más frecuentes con la píldora de progestina.14,15

¿Qué sucede cuando ocurre la ovulación?

Cuando la píldora no evita la ovulación, los otros mecanismos entran en juego. La mucosidad cervical, cuando se espesa puede hacerle más difícil al espermatozoide llegar hasta el óvulo; sin embargo, si éste llega a fecundar el óvulo, se crea una nueva vida. Las hormonas retardan la transferencia de la nueva vida a través de las trompas de falopio y el embrión puede madurar a tal grado que no pueda ser viable cuando finalmente entre al útero.

Si el embrión todavía tiene viabilidad cuando llegue al útero, por causa de la píldora la membrana del útero no estará desarrollada lo suficiente como para que ocurra la implantación. El embrión perecerá y los restos serán parte del próximo episodio de sangrado el cual, incidentalmente, no será una verdadera menstruación aunque se perciba como tal.

¿Significa esto que la píldora
puede causar un aborto precoz?

Sí. Evitar que en su etapa embriónica, la nueva vida concebida sea transportada al útero y evitar su implantación en la pared del útero son las propiedades “abortifacientes” de la píldora.

¿Por qué no había oído sobre esto antes?

Los fabricantes de la píldora y muchos dentro de la organizaciones médicas están primordialmente interesados en los efectos secundarios de la píldora y su efectividad en evitar los embarazos; están menos interesados en cómo esta droga alcanza su efectividad.

Desafortunadamente, otros médicos pro-vida y farmacéuticos “diferentes” tienen dificultad en admitir que estas propiedades abortifacientes existen porque ellos mismos tendrían que descontinuar recentando y despachando la píldora si fueran consecuentes en su respeto por la vida en todas las etapas de su desarrollo.

Las organizaciones abortistas y sus abogados admiten el potencial que tiene la píldora de causar un aborto precoz. En febrero de 1992, Ruth Colker, una profesora de la Escuela de Derecho de Tulane, en un escrito oponiéndose a la ley del estado de Luisiana que prohibe el aborto, expuso, “Ya que casi todos los dispositivos, excepto el diafragma y el condón, operan entre el momento de la concepción…y la implantación…, el estatuto parece prohibir la mayoría de los contraceptivos.” 16 En 1989, el abogado Frank Sussman planteó ante la Corte Suprema de los Estados Unidos que “…los DIU [y] las píldoras contraceptivas de dosis baja…actúan como abortifacientes.”17

¿Es Segura?

¿Cuáles son los efectos secundarios de la píldora?

Existen riesgos que fluctúan desde lo más serio o fatal hasta lo menor y trivial. La siguiente lista expone los efectos secundarios más comunes experimentados por mujeres que toman la píldora. Estos efectos se relacionan a la dosis y no todas las mujeres los experimentan, pero los riesgos son los mismos.18,19 Los estrógenos sintéticos de la píldora combinada son los causantes de muchos de estos; la progestina causa otros y es el único factor de riesgo de la píldora de progestina (y el implante de progestina, Norplant).

Anormalidades en el corazón y en la sangre

Los coágulos de sangre se pueden formar, restringiendo y bloqueando el flujo de la sangre a los órganos críticos y a otros sistemas del cuerpo, posiblemente causando daños permanentes. Por ejemplo, un coágulo de sangre en el corazón puede causar un ataque al corazón; en el cerebro puede causar un infarto o una hemorragia cerebral; un coágulo que se mueve de alguna parte del cuerpo y se aloja en el pulmón podría causar una embolia pulmonar; en los riñones un coágulo puede causar una trombosis en la arteria renal y daños al riñón; en las arterias de la retina podría causar ceguera temporera o permanente.

Los estudios continúan indicando que aproximadamente existe el doble del riesgo de un ataque al corazón fatal entre las usuarias de la píldora de dosis baja al compararlas con las no usuarias.20 Este riesgo es menor que el de la píldora original de dosis alta, pero continúa siendo significativo. Asimismo, el riesgo de una hemorragia cerebral es 1.4 mayor cuando se comparan a las usuarias y no usuarias. Entre las mujeres fumadoras el riesgo de un ataque al corazón es 12 veces mayor y el de sufrir hemorragias cerebrales fatales es 3.1 mayor.21

La presión alta y las alteraciones de los mecanismos de coagulación de la sangre, pueden verse en las mujeres que toman la píldora. Esto puede contribuir al aumento de 3-11 veces en el riesgo de desarrollar coágulos de sangre entre las usuarias de la píldora cuando se comparan con las no usuarias. El riesgo es mayor especialmente para aquellas mujeres fumadoras y/o que tienen 35 años o más.23

Cáncer

El cáncer del seno ha sido repetidamente asociado con el uso de la píldora.24,25,26,27,28,29,30,31

El cáncer del seno ha ido en aumento a un ritmo alarmente en años recientes, en particular entre las mujeres jóvenes. “El cáncer del seno matará a más de 44,000 mujeres norteamericanas sólo en este año”, señalaba un reporte del 1991,32 con predicciones de 175,000 casos nuevos, “particularmente entre las mujeres jóvenes”.

¿Por qué hay un aumento tan grande de cáncer del seno entre las mujeres jóvenes? Primeramente rara vez las mujeres desarrollan cáncer del seno poco después de comenzar a tomar las hormonas artificiales. Por lo general, no es sino diez o más años más tarde después de haber iniciado su uso, que éstas desarrollan el cáncer del seno. En los Estados Unidos desde mediados de la década de los setenta se hizo común la práctica de recetar la píldora a niñas en su adolescencia. El sentido común hace la conexión entre, dar la píldora a niñas en la década de los setenta con el aumento posterior del cáncer del seno 15 a 20 años más tarde, entre las mujeres al final de sus veinte y treinta años. Esta conclusión se demostró en el estudio de mujeres suecas que tomaron la píldora en la década de los sesenta entre las cuales se suscitaron 5 veces más casos de cáncer del seno al compararlas con las no usuarias.33

El aumento en el riesgo de cáncer del seno se observa en mujeres jóvenes, nulíparas (nunca han tenido hijos)y en grupos de usuarias de la píldora por largo tiempo (más de cinco años). Los tumores grandes y un índice de menor supervivencia están asociados con el uso de la píldora a una edad temprana.

¿Puede la nueva píldora de dosis baja reducir la incidencia de cáncer del seno? No se ha logrado ningún consenso a este respecto y se requiere de 10 a 20 años de experiencia con mujeres que utilizan este tipo de píldora antes de llegar a conclusiones más definitivas.

Los senos sensibles, agrandados, con masas y la secreción de leche pueden ocurrir en mujeres que utilizan la píldora. Los médicos han sido advertidos de que no deben recetar la píldora a mujeres que “pueden o tienen sospecha” de tener cáncer del seno.34 Es difícil calcular qué efecto agravante pudieran tener las hormonas de la píldora en una muestra de mujeres que toman la píldora, escogidas aleatoriamente.

El cáncer cervical y la displasia cervical aumenta entre las mujeres que utilizan la píldora. 35,36,37,38,39 El período de tiempo que lleva usando la píldora, el número de compañeros sexuales que una mujer ha tenido, a la edad que comenzó a tener relaciones, si es fumadora, la higiene de sus compañeros sexuales y la transmisión del papilomarivus (HPV) humano, son también factores de anormalidades en la cerviz. Debido a varios factores, la relación entre la píldora y el cáncer cervical ha sido opacada. Sin embargo, no hay duda de que la promoción de la píldora ha resultado en relaciones sexuales precoces la cual puede ser la causa más directa del cáncer cervical.

El cáncer de los ovarios y del endometrio parece tener una incidencia menor tanto en mujeres que están en la píldora como en las que fueron usuarias de la misma. Mucha de la información proviene de estudios sobre mujeres que utilizaban la píldora de una dosis mayor de estrógeno/progestina. En la actualidad, las píldoras de dosis baja monofásicas y trifásicas (menos de 50mcg de estrógeno) son las únicas píldoras contraceptivas disponibles en el mercado de los EUA. Se desconoce si un efecto protector similar se experimentará con la píldora que se utiliza en la actualidad. Se necesita más tiempo para estudiar este asunto, y el efecto ligeramente protector no es razón suficiente para tomar la píldora ante el riesgo de tantos efectos secundarios.

También se debe observar que estas formas de cáncer son raras y ocurren primordialmente entre mujeres postmenopáusicas que están entre los cincuenta y sesenta años. Segundo, estos tipos de cáncer tienden a ocurrir en aquellas mujeres con ciclos largos (ejemplo, con una fase prolongada donde domine el estrógeno) o en aquéllas con un historial familiar con estos tipos de cáncer. Tercero, la amenorrea de la lactancia extendida ofrece el mismo tipo de protección contra estos tipos de cáncer ya que se suprime el ciclo menstrual y por consiguiente, la exposición al estrógeno.

Los tumores del hígado en mujeres jóvenes (de 15 a 40 años) han aumentado a la par con el uso de contraceptivos. Este hecho era algo insólito en este grupo antes de que el uso de las hormonas sintéticas fuera tan común; los tumores en el hígado usualmente no ocurren hasta la sexta década en la vida de una mujer.

Un estudio llevado a cabo por la Comisión de Cáncer del Colegio Americano de Cirujanos encontró el punto máximo en el grupo entre las edades de los 26 y 30 años el cual corresponde con el uso creciente de contraceptivos orales en este grupo.40 El cáncer del hígado en mujeres que están en la píldora es asociado con aquellas mujeres de más de 30 años que la han utilizado por más de cuatro años; sin embargo, los casos de cáncer en el hígado en mujeres jóvenes también han sido mencionados.41,42,43,44

Otros tipos de cáncer: Se ha encontrado que el cáncer de la piel (melanoma) aumenta en las mujeres que usan la píldora. El estrógeno que ocurre naturalmente mantiene saludable el tejido de la piel. Es razonable sospechar que la exposición al estrógeno sintético tan potente de la píldora aumente el riesgo a este tipo de cáncer.45,46,47

Irregularidades del Ciclo

Las mujeres que están en la píldora reportan sangrado o manchas de sangre a mitad de ciclo, cambios en el flujo menstrual, y hasta pérdida de la menstruación, lo cual puede llevarlas a pensar que están embarazadas. Algunas mujeres con menstruaciones dolorosas (dismenorrea) informan que empeoran, aunque muchas de éstas toman estas hormonas para tratar de aliviar el problema. A menudo la irregularidad retorna, a veces con más severidad, al descontinuar el uso de la píldora.48

¿Existen otros efectos secundarios?

Sí. Algunos efectos secundarios son menores mientras que otros pueden ser más severos y requieren que se descontinúe la droga.49,50,51

Los siguientes efectos adversos han sido experimentados por mujeres que toman la píldora:

Dolor de cabeza, migraña, depresión (hasta el punto de querer suicidarse y/o tendencias suicidas), disminución o pérdida de apetito sexual, calambre y distensión abdominal, aumento o pérdida de peso, retención de agua; náusea y vómitos (aproximadamente 10% de las usuarias); síntomas de SPM (Síndrome Premenstrual), vaginitis e infecciones en la vagina, cambios en visión (ceguera temporera o permanente e intolerancia hacia los lentes de contacto); enfermedad de la vesícula ; infertilidad temporera o permanente al descontinuar la píldora, en usuarias con irregularidades menstruales o que comenzaron a tomar la droga antes de alcanzar madurez total. Varios síntomas, como los dolores de cabeza por migraña contraindican el uso de la píldora por las complicaciones que ponen en peligro la vida de la paciente.

Consulte el libro de Referencias Médicas (“Physicians’Desk Reference”) en la biblioteca más cercana o procure orientación con su farmacéutico para que éste le provea una lista completa de los efectos nocivos de la píldora.

¿Es la píldora más segura que el mismo embarazo?

No. Los riesgos a la salud por la píldora pesan más que los riesgos a la salud de la mujer por el embarazo y el parto,52 y todos lo argumentos que intentan probar lo contrario se fundamentan en comparaciones erróneas de mujeres saludables que toman la píldora y aquéllas que no reciben la atención médica normal durante el embarazo.

Una precondición para obtener la píldora es la atención médica y los exámenes médicos rutinarios. Por ejemplo: si una mujer que usa la píldora le diagnostican una condición “precancerosa”, o si exhibe otros efectos secundarios, tiene la ventaja de detección temprana. Sin embargo, muchas mujeres embarazadas no recibe atención médica rutinaria. Habría un cuadro más claro sobre la seguridad de la píldora en comparación con la seguridad del embarazo, si mujeres saludables que reciben cuidado médico rutinario durante el embarazo y el parto se pudieran comparar con aquéllas que reciben atención médica rutinaria mientras toman la píldora.

Las estadísticas de mortalidad en el parto han continuado disminuyendo desde la primera parte del siglo, debido primordialmente a los adelantos en el cuidado maternal.53 La mayoría de los embarazos y partos de alto riesgo le suceden a mujeres que no han procurado atención médica apropiada.54 Este hecho es más evidente en el Tercer Mundo donde la atención médica adecuada es esporádica.

Las estadísticas de mortalidad en el embarazo y el parto, conocida como mortalidad materna, incluye los índices de mortalidad como resultado del aborto. Si el aborto se utiliza obviamente como un método de control de la natalidad, evitando así mismo el nacimiento del niño, debería ser incluido en las estadísticas de mortalidad de los métodos de control de la natalidad. En un estudio realizado, del 25% al 50% de la mortalidad materna reportada, fue el resultado de muertes por abortos.55

El cincuenta por ciento de la mujeres que toman la píldora la descontinúan en el transcurso del primer año por sus efectos secundarios, el desarrollo de enfermedades benignas del seno, o por algún tipo de anormalidad en los órganos sexuales. Los estudios sobre el uso de la píldora no incluyen a estas mujeres, y el resultado es un cuadro inexacto de mujeres saludables que toleran la píldora.56 Esto se compara con la población general de mujeres que están embarazadas.

La realidad es que existen 13.8 millones de mujeres en los Estados Unidos y 60 millones de mujeres en todo el mundo que usan la píldora (cifras conservadoras). 57 Y hay 7.9 muertes relacionadas con la píldora por 100,000 mujeres entre las edades de 15- 44.5

Por consiguiente, uno puede calcular que hay más de 1090 muertes cada año en los Estados Unidos sólo como resultado de la píldora.

Pero tengo entendido que la píldora que yo tomo
no tiene efectos secundarios
.

Todas las drogas, incluyendo las píldoras contraceptivas de marcas reconocidas tienen efectos secundarios potenciales. No se puede predecir qué mujer en particular va a reaccionar a la píldora, pero existe una posibilidad de que haya algún tipo de reacción. Es posible que una mujer en específico no relacione la reacción y la píldora, especialmente si demora años para que los síntomas se manifiesten.

¿Tiene la píldora algún beneficio terapéutico?

La única “indicación” o uso para la píldora aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos es que “evita el embarazo en las mujeres…como un método de contracepción.”59 Algunos usos no aprobados, considerados experimentales, incluyen en su uso la píldora de “la mañana siguiente” (que causa el aborto precoz) y para aliviar los síntomas de la endometriosis leve.60

Estoy lactando a mi bebé, ¿puedo usar la píldora?

No. Las hormonas artificiales pasan de la leche materna al bebé. La píldora también disminuye la cantidad y el contenido de la proteína de la leche producida.61

¿Cuál es mi alternativa en vez de usar la píldora?

La Planificación Natural de la Familia (PNF) es segura, saludable y efectiva, también es económica. La mujer observa y anota los cambios en su temperatura basal, el flujo normal de la mucosidad cervical y si lo desea, los cambios físicos en la cerviz . Luego verifica las señales de fertilidad cada día, y examina el curso natural de su ciclo de fertilidad. ¡No hay que recurrir a drogas, dispositivos, procedimientos quirúrgicos, no hay riesgos o muertes, no hay efectos secundarios, o abortos químicos!

¿Funciona la PNF?

Sí. Las parejas casadas pueden obtener un 99% de efectividad si observan las reglas, aprenden el método e interpretan correctamente las señales de fertilidad.62 Un beneficio positivo para las parejas que se comprometen a hacer que el método funcione es el potencial de una vida conyugal más saludable – psicológica, física y espiritualmente.63,64

Paul Weckernbrock, R. Ph.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: